Herman Miller® ha decidido relanzar el clásico grupo Nelson™ Swag Leg, porque las sillas de estilo retro y moderno, las mesas y los escritorios, tienen una apariencia, una escala y una función perfectamente adecuados a la actualidad. El diseño de la silla es de clase, elegante y, a pesar de tener más de 50 años de edad, es totalmente contemporáneo, combinándose muy bien con con otros muebles, modernos o más tradicionales.

 

DISEÑADA POR

George Nelson para Herman Miller®

 

HISTORIA

George Nelson empezó con esta idea: "¿No sería hermoso tener algún tipo de base esculpida en un mueble" ¿Cómo puede ser fabricado sin madera y herramientas de talla manual? Herman Miller® llamó “Swag Leg” a estos muebles por su proceso para realizar la base que lo hizo distintivo. Esta silla se adapta a las necesidades de hoy tal como lo hizo cuando fue presentado por primera vez, en 1958. Nelson diseñó todo un grupo en torno a esta idea, incluyendo un escritorio, una mesa de trabajo, y mesas de comedor.

 

Para la estructura de la silla, Nelson obtuvo el permiso de Charles y Ray Eames® para utilizar su patentado proceso para moldear plástico. Nelson llevó este proceso un paso adelante y creo asientos y respaldos separados que después unió creando una sola pieza. Con las innovaciones tecnológicas y  de materiales del siglo 21, la estructura que manejan hoy en día las sillas es completamente auténtica y está fabricada en polipropileno reciclable.

 

ERGONOMIA

ERGONOMIA
Fuerte, elegante y confortable. George Nelson utilizó piezas separadas para el asiento y la espalda y se pegan juntos, por lo que la silla Swag Leg se mueve junto al usuario. Una rendija entre el asiento y el respaldo ayuda a prevenir la acumulación de calor. Los apoyabrazos planos y anchos permiten reposar de manera confortable.

 

Si bien la apariencia es esculpida y delicada, la base es fuerte, y el asiento de polipropileno reciclable es muy duradero.

 

ACABADOS

Estructura y Patas. Los asientos están disponibles en blanco, gris, o negro con la opción de ordenar el respaldo y el asiento en cualquier combinación de colores; el acabado de las patas puede ser cromado, blanco o negro.